Consejos de seguridad para casas con calefón

Si en tu casa se usa un calefón para calentar el agua, es importante conocer el aparato para evitar accidentes y/o una eventual fuga de gas. Hoy te dejamos algunos consejos sobre seguridad para casas con calefón.

¿Dónde lo instalo?

Antes de largarte a comprar el primer calefón que veas, pensá dónde lo vas a instalar y de qué tamaño tiene que ser. Te dejamos algunas cosas a tener en cuenta:

Aislamiento: Te recomendamos no instalar el calefón en un ambiente o espacio que se use frecuentemente, como por ejemplo el baño o el dormitorio. Tampoco en espacios cerrados como closets o armarios. Si elegís la cocina, asegurate de que no esté demasiado cerca de las hornallas.

Ventilación: Una adecuada ventilación es súper importante. Los calefones consumen oxígeno, por lo que la circulación del aire es sumamente necesaria. Además, el ambiente donde se instale el calefón debe contar con dos aberturas de 20×20 cm, una cerca del techo y otra cerca del piso.

Llave de paso de gas: El calefón debe tener una llave de paso cercana para cortar el gas si fuese necesario.

Instalación: Siempre contratá a un gasista matriculado para que realice la instalación y, además, llamalo para que lo revise por lo menos una vez al año para asegurar su correcto funcionamiento.

Productos certificados: Comprá un calefón que esté aprobado por Organismos de Certificación acreditados por el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).

Tips para asegurar que tu calefón funciona correctamente

  • La llama debe ser de color azul tenue y de aspecto uniforme, sin chispas ni de color amarillo. Tampoco debe desprender olores.
  • No debe encenderse de manera explosiva.
  • El agua debe estar a la temperatura correcta.

Si alguno de los puntos anteriores no se cumple, llama a un gasista matriculado para que lo revise.

¿Qué hago si hay olor a gas?

  • Si sentís olor a gas, ventilá el ambiente.
  • No prendas la luz, ni ningún dispositivo eléctrico.
  • No utilices fósforos ni encendedores.
  • Si creés haber detectado el lugar de la fuga, aplicá agua con jabón con una brocha y fijate si hace burbujas.

Cerrá la llave de paso y contactá a un gasista matriculado para que chequee la pérdida.

Es importante ser cuidadoso a la hora de utilizar aparatos que requieren gas en casa, así que no dejes de realizar el mantenimiento necesario. La seguridad es un trabajo de todos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *